Crecimiento e Impuestos:

El único camino razonable y sostenible para redistribuir es el crecimiento de la mano de un bajo desempleo, solo hay redistribución efectiva cuando hay desarrollo económico.

A mayores impuestos a las empresas, menor capacidad para el crecimiento y la inversión, y a menor inversión e innovación, menor desarrollo económico a futuro.

Al pagar menos impuestos, las empresas aumentan su nivel de inversión, creando así nuevos puestos laborales. Esto los países mas desarrollados del mundo lo tienen claro. Ejemplos:

Sinagapur: 17%
Hong Kong: 16.5%
Suiza: 21.17%
Taiwan: 17%
Suecia: 22%

Nota: En Chile es de 20%

http://www.kpmg.com/global/en/services/tax/tax-tools-and-resources/pages/corporate-tax-rates-table.aspx

Además, la tendencia de los países más desarrollados y con mejores resultados, ha sido justamente bajar los impuestos a la empresas (corporate tax rates), a fin de hacer mas competitiva su industria.

http://taxfoundation.org/article/us-still-lagging-behind-oecd-corporate-tax-trends

En Chile hay una necesidad de mejor educación, por tanto una reforma tributaria parece justificada siempre y cuando no afecte ni el crecimiento ni el empleo. No hay que olvidar que el fin último de un aumento de impuestos es tener una mayor recaudación, si el aumento de impuestos perjudica al crecimiento, el resultado es el opuesto al deseado ya que la recaudación puede ser incluso menor que sin la reforma.