Entre el 1990 y el 2010 los recursos destinados a la educación se triplicaron, sin embargo la calidad no parece haber mejorado. Se falló más en proveer la calidad que los recursos, principalmente en los colegios municipales.

Advertisements