A continuación compartimos con ustedes un extracto de Stiglitz sobre la relación desempleo-pobreza, cuando estuvo a cargo de las finanzas de EE.UU durante el mandato de Bill Clinton. Importante señalar, que Stiglitz es uno de los nobels más respetados por economistas de orientación progresista.

¨En mayo de 1994, el desempleo caería todavía otros 2 puntos, hasta un 3,9%, sin influir en la inflación. Para las personas pobres, esta tasa de desempleo tan bajo constituyó una auténtica bendición, reduciendo las listas de los servicios sociales tanto como cualquier otra medida que tomamos o podríamos haber tomado.

Se trataba de nuestro programa más importante contra la pobreza. Contribuyó en gran medida a que se produjeran otros cambios saludables, en especial una caída espectacular del índice de delincuencia (…)

La historia nos cuenta que un 2 por ciento de reducción de la tasa de desempleo traduce en un 2 a 4 por ciento de crecimiento de la producción¨.

Fuente: Los Felices 90, pag 113

Nosotros concordamos con el Sr Stiglitz, que la única forma de destruir a la desigualdad y la pobreza, es con un desempleo menor al 5% en el tiempo. El problema es que nuestros líderes parecen desconocer esta información.